Archivo de la etiqueta: Luces y espejos en la moto

Hora de pasar la ITV a mi moto. ¿Qué debo tener en cuenta?

Si ha llegado ese momento de pasar la ITV de la moto, ¡estás en el lugar indicado! Aquí te damos algunas claves para que la pases satisfactoriamente. ¡Toma nota!

Algunos consejos

En primer lugar, hay que saber cada cuanto tiempo tiene que pasar la ITV una moto o un quad. La primera debe ser a los 4 años y, después, cada 2. Si hablamos de ciclomotores, la primera deberá ser a los 3 años, y posteriormente cada 2.

Es fundamental tener lista la ficha técnica o tarjeta ITV. Además, no olvides el permiso de circulación y el recibo del seguro de la moto en vigor.  No esperes al último momento para ir a la revisión. Pide siempre cita con antelación y, en el caso de que no sea posible, ve con tiempo para evitar que se pase de fecha.

Ruedas

Asegúrate siempre de que los neumáticos de tu moto coincidan con las medidas de homologación vigentes o que, al menos, sean equivalentes. No solo comprobarán la medida, también la carga y velocidad. Además, prestarán atención a que el dibujo de la rueda no esté demasiado desgastado.

Luces y espejos

Poco misterio hay aquí. La luz del freno debe funcionar al tocar uno de los dos mandos. Las luces (tanto las cortas como las largas) deberán tener una altura determinada. Para comprobar que está bien, sitúa la moto recta a unos 5 metros detrás de un coche. Las luces cortas deberían iluminar la matrícula del coche y las largas algo más arriba, pero sin llegar a la luna trasera. ¡Comprueba que lleves tu matrícula bien iluminada!

Motor y escape

Nada de fugas de líquidos, piezas sueltas y un arranque normal. Es lo fundamental para pasar este punto. Lo más delicado de esta prueba son los gases del escape. Tu moto debe entrara dentro del margen de contaminación estipulado. Para conocer exactamente el nivel de emisiones de tu moto, pasa primero por tu taller de confianza. Si el humo es demasiado blanco, también puede ser un inconveniente. Si decides cambiar el tubo de escape, comprueba que esté homologado.

Frenos

Presta atención a la tensión de la cadena y a que no hayan roturas en el chasis. Antes de ir a la ‘la prueba final’, comprueba las pastillas de freno y la tensión del cable del tambor.