Archivo de la etiqueta: Los cinco factores clave en el cuidado de la moto

Los cinco factores clave en el cuidado de la moto

Cuidar de tu moto no sólo es una responsabilidad, es cuidar de tu bienestar y garantizar tu seguridad, así que no tienes excusa. Además de las revisiones periódicas que te obligan a pasar por el taller, debes estar atento a su buen mantenimiento durante todo el año. El cuidado de tu moto será decisivo a la hora de evitar posibles accidentes.

De este modo, son muchos los factores que influyen en el cuidado de tu moto, pero vamos a destacar los cinco factores clave:

La limpieza: este factor no sólo es importante para mantener tu moto bonita, sino que su limpieza también te ayudará a comprobar que todo está en orden o en su defecto, a identificar posibles problemas como averías. La limpieza de tu moto debe llevarse a cabo a la sombra, con agua y productos jabonosos suaves. Después, debes secarla bien y circular un poco para que el agua se suelte de los sitios más recónditos.

Los frenos: si tu moto es de tambor regula la tensión del cable hasta conseguir la frenada adecuada. Es muy importante que si tu moto cuenta con frenos de disco controles el nivel de los líquidos en los depósitos, además del desgaste de las pastillas.

Los neumáticos: el adecuado mantenimiento de los neumáticos cobra especial relevancia. Es muy importante controlar la presión del aire y el desgaste de los neumáticos para asegurarse de que se adhieren bien a la carretera y evitar así posibles accidentes. El estado del neumático y su nivel de inflado influirán en el comportamiento de la moto en circulación. El nivel de inflado debe comprobarse en frío y debe ser justo el recomendado por el fabricante.

La cadena: no todas las motos tienen transmisión por cadena pero, si la tiene, precisa de un mantenimiento más especial. Esta debe estar siempre engrasada correctamente, así como que su tensión sea la correcta.

Las luces: es primordial que las luces de tu moto se encuentren en perfecto estado, de lo contrario, correrás peligro si circulas por la noche. Cada semana debemos comprobar que tanto las luces delanteras como traseras funcionan correctamente, haciendo hincapié en las traseras ya que es más difícil darnos cuenta si hay algún fallo. No olvides comprobar también que la bocina funciona.

En definitiva, no descuides el cuidado de tu moto, recuerda que es tu forma de viaje y tu vida va sobre ella.