Archivo de la etiqueta: el casco

niños en moto

¿A qué edad pueden ir los niños en moto? Consejos a tener en cuenta

Solo los niños mayores de 12 años pueden ir en moto, con una excepción. Se permitirá a pequeños entre 7 y 12 años viajar en estos vehículos si los conductores son sus padres o una persona autorizada. En ambos casos, hay una serie de consejos a tener en cuenta para garantizar su seguridad.

Seguridad y legalidad

Cuando queremos evitar las tediosas colas a la hora de movernos por la ciudad, una moto parece ser la opción ideal.  Esta opción elimina los atascos del tráfico y garantiza un más rápido desplazamiento. Sin embargo, hay varios aspectos a tener en cuenta, no solo en cuanto a seguridad, sino también en la legalidad.

La norma obliga a que los niños viajen en el asiento trasero, con casco homologado, no de juguete, y ajustado a su edad. También exige que estén sentados a horcajadas y con los pies en los estribos o reposapiés laterales del acompañante.  Hacerlo de otra manera es una clara violación a la ley.

Si el niño no alcanza los estribos y le cuesta sujetarse al conductor es recomendable no llevarlo. Una solución es utilizar una silla especial con soportes, que encontraremos en el mercado.

No es legal que el niño viaje entre dos personas en un vehículo con capacidad solo para conductor y pasajero. Tampoco puede viajar delante del conductor ni puede ir sentado de lado. Todas estas situaciones son, además, sumamente inseguras.

Consejos a tener en cuenta

Hay una serie de consejos importantes para extremar la seguridad cuando los niños viajan en moto. En principio los pequeños deben entender que hay riesgos durante una travesía en estos vehículos. Tienen que estar bien sujetados al conductor y no distraerse, hacer señas o moverse.

Es indispensable que la moto esté homologada para llevar pasajeros; esto lo sabremos revisando el permiso de circulación. El apartado S.1, que especifica la cantidad de plazas de asiento, debe marcar el número 2. De lo contrario y aunque el asiento sea lo suficientemente grande, nos exponemos a sanciones de las autoridades de tráfico.

Hay que recordar la obligatoriedad de contar con un seguro con cobertura para el acompañante, incluidos los menores de edad.  La protección contra todo riesgo o a terceros es indispensable para viajar en estos vehículos, y más si los acompañantes son menores de edad.

El casco, una protección indispensable

El tamaño del casco para que los niños puedan ir en moto debe ser el adecuado. Para conocerlo, se puede colocar una cinta métrica alrededor de la cabeza del pequeño, unos 2.5 centímetros sobre sus cejas. El resultado se compara con las tallas de cascos infantiles.

Otra opción es introducir un dedo entre el casco y la cabeza, si cabe habrá que buscar una talla menor. Un casco grande no aportará seguridad. Es importante que la parte superior de la cabeza toque el casco y las mejillas rocen las almohadillas de cada lado.

Los viajes en moto son divertidos para los más pequeños, pero también tienen riesgos. Si los acompañantes son niños lo ideal es tomar las precauciones para evitar que el peligro incremente.  Si ya sabes a qué edad pueden ir los niños en moto esfuérzate para que ellos viajen con toda la seguridad posible.

Fuente imagen: Motofichas