Archivo de la etiqueta: baterías Yuasa

Rutinas que pueden echar a perder la batería de tu moto

La mitad de los fallos que presentan las motocicletas están directamente relacionadas con sus baterías, responsables de suministrar toda la energía eléctrica. Por ignorancia o negligencia, algunos propietarios tienen una buena parte de la responsabilidad cuando los problemas ocurren.

Aunque pensemos que nos ocupamos mucho de nuestras motos, caer en rutinas dañinas que afecten la integridad de su batería es más fácil de lo que parece.

¿Sabes el modelo de la batería de tu moto?

No todas las baterías son iguales. Para reducir los riesgos de estropear este elemento central del funcionamiento de nuestra máquina, lo primero es saber qué tipo de acumulador se está utilizando. Hay cuatro modelos diferentes:

  • Con mantenimiento: son los modelos ‘clásicos’. Llevan unos tapones en la parte superior, donde se debe colocar agua destilada cada cierto tiempo. Es necesario verificar cada tres meses el nivel del líquido.
  • Libres de mantenimiento: este tipo de baterías son cada vez más demandadas entre los motociclistas y propietarios de vehículos en general. El ácido que llevan dentro solo se aporta una sola vez: en el momento que se instala. Después de esto, no será necesario preocuparse.
  • De gel: a diferencia de las versiones anteriores, las baterías de gel no llevan líquido en su interior. Se valen de una especie de silicona que hace las veces de conductor eléctrico, que sería la función del ácido en los modelos tradicionales. Este tipo de baterías se utilizan mayoritariamente en motos con altas probabilidades de caerse, o en donde la caja eléctrica se coloca de lado.
  • De litio: es la opción más duradera y también la más costosa y delicada. Su ventaja principal está en que es hasta cinco más ligera que las baterías convencionales. No necesitan mantenimiento.

Malos hábitos

Para alargar la vida útil de la batería de tu moto, es preciso evitar algunas acciones específicas. Hay pequeños detalles que pueden marcar la diferencia entre quedar parados en medio de un recorrido o llegar sin inconvenientes al destino establecido. Entre las malas rutinas destacan:

  • Echar agua corriente para reponer el líquido de los modelos que requieren mantenimiento periódico. En su lugar, debe emplearse agua destilada.
  • Añadir más cantidad de agua de la necesaria, también es perjudicial para el equipo.
  • No proteger la batería del frío extremo y la falta de limpieza con regularidad de los bornes, también reduce la funcionalidad de la batería. Lo mismo que utilizar opciones de carga rápida o emplear un cargador inadecuado, en relación con el modelo de la moto.

La inactividad

Otro mal hábito consiste en dejar instalada la batería durante semanas o meses en los que la moto no entra en funcionamiento. Los bornes terminarán por sulfatarse, al tiempo que los ácidos causarán reacciones negativas, que pueden derivar en desperfectos mayores.