medidas de la DGT

Medidas de la DGT para reducir la mortalidad en la moto

Las cifras de accidentes con fallecidos crecen exponencialmente cada año. Para contrarrestar esta realidad, se han puesto en marcha las medidas de la DGT para reducir la mortalidad en la moto. El objetivo es controlar la conducción de un vehículo que se cuenta dentro de los denominados usuarios vulnerables en las carreteras.

Estas medidas surgieron tras un encuentro con representantes de la Dirección General de Tráfico (DGT) y de la Asociación Mutua Motera. Fueron acordadas 50 medidas, pero recogidas 17 y plasmadas en el Plan de Medidas Especiales para la Seguridad Vial de Motocicletas y Ciclomotores 2018-2020. La implementación del plan se prevé a corto y mediano plazo.

Medidas de la DGT para reducir la mortalidad en la moto

La formación presencial teórica obligatoria es la primera medida. El aspirante a obtener los permisos de conducción de motos deberá cursar seis horas de contenido teórico en clases presenciales.

También el usuario está obligado a tener chaquetas, pantalones, zapatos adecuados y guantes para presentarse a las pruebas de destreza y circulación. De lo contrario, no recibirán la aprobación.

Los cursos

El endurecimiento de las pruebas para optar al permiso clase A es parte de un mayor control. Cada curso de conducción segura que el motorista realice le aportará dos puntos de bonificación. Para los conductores de coches con permiso B que quieran conducir motos de baja cilindrada, esos cursos serán obligatorios.

Los mensajeros, repartidores y cualquier otro grupo que conforme colectivos profesionales motoristas deberán realizar cursos de seguridad vial.

Para los más vulnerables

Los motoristas, conductores de bicicletas, usuarios de patinetes y peatones, contarán con un grupo de trabajo que se creará en cada Subcomisión Provincial de Educación Vial. El grupo desarrollará campañas de seguridad sobre la importancia del uso del casco, guantes y otros accesorios de seguridad.

La figura del delegado de la moto promoverá políticas relativas a la seguridad vial de ciclomotores y bicicletas.  Él será el representante de la DGT ante organismos o instituciones vinculadas a la movilidad y seguridad de estos vehículos.

¿Sin casco ni guantes?

El conductor de motos que decida no utilizar el casco y los guantes recibirá el castigo debido. Ambos accesorios protegen las partes más vulnerables del cuerpo a la hora de una caída.

La Guardia Civil extremará la vigilancia en carreteras frecuentadas por motoristas. Además, son necesarias las revisiones de ITV; a partir de los 4 años, las motos deben someterse a una Inspección Técnica de Vehículos. Si la moto ha sufrido una modificación importante y se detecta en estos centros de control, las sanciones serán severas.

El sistema eCall para motocicletas provee una llamada de emergencia automática a los entes correspondientes para notificar un accidente en la moto.

Las mejoras a la infraestructura también están contempladas mediante diferentes planes piloto que están en marcha. La siniestralidad será monitorizada a través de un sistema de indicadores, que también permitirá evaluar la efectividad de estas medidas.

Como vemos, el incremento de los accidentes ha obligado a tomar decisiones. Las medidas de la DGT para reducir la mortalidad en la moto van en ese sentido. Se ha ido incrementando y mejorando la capacitación para la conducción de este tipo de vehículos, pero también las sanciones por incumplir la norma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *