Archivo por meses: marzo 2019

cadena de la moto

Limpieza y mantenimiento de la cadena de la moto

Una cadena de la moto en buen estado garantiza mayor rendimiento y una vida útil más larga. Es muy sencilla de mantener, sin embargo, no todos le damos la suficiente atención. El período de limpieza y lubricación varía según otros factores: el tipo de cadena, los terrenos por los cuales se circula e incluso la conducción que se realice.

Si bien no existe un número de kilómetros exactos para proceder a una revisión del sistema de transmisión, hay algunas referencias a tener en cuenta. Se estima que en un uso normal se debería engrasar cada 1000 km. Si se viaja por terrenos con mucha tierra, barro o con exposición al agua, es conveniente hacer una limpieza a los 500 km.

¿Cómo realizar un mantenimiento correcto de la cadena de la moto?

La revisión, limpieza y engrase correctos de la cadena de la moto previene averías en otras piezas y repuestos. Asimismo, es una forma de evitar accidentes por cortes o mal funcionamiento.

Lavado profundo

La moto debe estar elevada sobre un caballete que la mantenga firme y en equilibrio. Antes de proceder al engrase es necesario lavar la cadena; para ello se puede usar agua y jabón, gasoil o productos específicos para la limpieza.

Iremos cepillando hasta el punto de ver el color original de la cadena. En el caso de utilizar agua, hay que tener la precaución de que no entre en otros lugares que provoque daños por oxidación.

Los productos desengrasantes son ideales para acabar con la limpieza de la cadena. Se liberan todas las partículas, aceites y suciedad que se acumulan con el uso. Incluso se pueden adquirir en el mercado en envases de gran practicidad. Una vez lograda la limpieza, se seca telas apropiadas, papel de taller o un compresor de aire.

Lubricación nueva

Las grasas para motos o lubricantes especiales para retenes y cadenas son fundamentales para el mantenimiento. Es aconsejable que el motor esté desactivado para evitar lesiones accidentales. Asimismo, se recomienda la utilización de guantes para prevenir de manchas difíciles de quitar.

El producto elegido debe pasarse por ambas caras de los eslabones. Durante la colocación se hace girar la rueda trasera con la otra mano. La lubricación es mejor cuando aún se encuentra en estado más líquido; por lo tanto, una vez cubierta toda la cadena de la moto hay que seguir girando la rueda. Para hacer más eficiente la limpieza se recomienda dejar sin uso 30 minutos la moto.

Consejos extras para la limpieza de la cadena de la moto

  • No manipular la cadena con la moto en marcha.
  • Si se utiliza agua a presión, hacerlo desde una distancia prudente para no provocar roturas.
  • Al realizar un cambio de cadena conviene recambiar todo el kit de transmisión.

Como conclusión, recordaremos que no es nada difícil tener nuestra moto en perfecto estado; basta con unos cuidados mínimos y una buena planificación.