Archivo por meses: mayo 2017

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de escoger neumáticos de verano?

¿Por qué necesitamos neumáticos de verano? Porque entre otras cosas se adhieren mucho mejor a carreteras secas y mojadas, aportando una mejor capacidad de maniobra. Entre las múltiples razones que tienes para elegir unos neumáticos de verano destacan las siguientes:

Capacidad de maniobra: los neumáticos de verano ayudan a tomar curvas y sortear obstáculos gracias a sus compuestos más blandos de caucho.

Capacidad de respuesta: aportan una dirección mucho más rápida y precisa principalmente para las curvas cerradas, lo que los hace imprescindibles para los coches deportivos.

Frenado: proporcionan una mayor capacidad de frenado sobre carreteras tanto secas como mojadas.

Al comprar neumáticos de verano, debes buscar las siguientes tecnologías:

Compuesto Silica-Plus: se trata de un compuesto de caucho para las bandas de rodadura basado en las tecnologías de competición, ofreciendo una adherencia superior a la carretera.

Maximum Flange Shield: es un sistema de protección para los bordes de las llantas que se basa en un perfil de caucho que rodea la circunferencia de los neumáticos proporcionando una zona de amortiguación alrededor.

Sistema Specific Bead Seat: se trata de un sistema que refuerza la adhesión del neumático y la llanta para ofrecer un máximo control, una precisa experiencia al volante y una extraordinaria percepción de la vía.

Los neumáticos de verano se caracterizan sobre todo por no ser elásticos, incluso cuando las temperaturas son muy elevadas. Por esta razón, estos neumáticos tienen un desgaste y una resistencia a la rodadura menores. Además, son más económicos que los neumáticos de invierno.

No podemos olvidar que los neumáticos son el elemento del vehículo que influye en mayor grado en nuestra seguridad. Al comparar los mejores neumáticos de verano con los mejores neumáticos para todas las estaciones, lo neumáticos de verano no tienen rival. Así, los neumáticos de verano garantizan una mejor dirección, frenan mejor, consumen menos carburante y duran más que los neumáticos para todas las estaciones.

Igualmente, debemos tener en cuenta que si tenemos un coche de gama media o alta, debemos utilizar neumáticos de verano, pues únicamente estos neumáticos son capaces de hacer frente a las exigencias y la potencia de los vehículos modernos.