Archivo por meses: diciembre 2016

¿Cuándo debemos pensar en cambiar los neumáticos de la moto?

Nunca se deben apurar los neumáticos al límite, esto podría causarte alguna multa, algún pinchazo o, lo que es más grave, una caída por la pérdida de rendimiento del neumático. Por si no lo sabías cuando se sobrepasa ese límite de desgaste, la pérdida de agarre es directamente proporcional al desgaste de la goma. Pero, ¿cuándo es el momento justo en que debemos pensar en cambiar los neumáticos de la moto?

Cabe mencionar que en la variable agarre/desgaste actúan fenómenos físico/químicos como son el número de calentamientos/enfriamientos que ha sufrido el neumático, lo que provoca una variación en las propiedades del compuesto de goma afectando al agarre.

Gracias a los avances que se han producido en los últimos años, los componentes químicos de los compuestos o las cocciones de los neumáticos entre otras cosas, se consigue un agarre con menos caída de rendimiento.

Entonces, ¿cómo podemos saber dónde está el límite para cambiar los neumáticos de la moto?

De acuerdo con el Reglamento General de Vehículos, los neumáticos deben contar durante toda su utilización en la vía pública con una profundidad en las ranuras principales de la banda de rodadura de al menos 1,6 milímetros. Por lo tanto, que el límite está cuando nos quedamos sin dibujo, es una teoría muy errónea y aún más peligrosa.

Por suerte, los neumáticos ya van preparados para poder apreciar fácilmente el límite de manera visual, por lo que tan sólo es necesario echar un vistazo de vez en cuando.

Es importante que busques las siglas TWI (Tread Wear Indicator) que en castellano se traduce como indicador del desgaste de la huella y se encuentran en el lateral del neumático. Allí donde veas las siglas tienes que mirar a la misma altura en el interior de las ranuras del dibujo, donde se encuentran unas protuberancias que indican el grado de desgaste.

El cambio de los neumáticos de la moto no debe producirse cuando ese desgaste sea casi total, sino más o menos según lo que indica el reglamento mencionado anteriormente. De esta manera evitarás multas y accidentes. Además, circularás con una mayor tranquilidad.